www.FinanzasPublicas.com.ar

Información Útil  
Dolar: --
Euro: --
Real: --

Nuevo Directorio de Inmobiliarias

 

 
Buscador
Nuevo Directorio de Bienes Raices
Ingresar al Listado de Inmobiliarias
Menú
Economía Nacional
Economía Internacional
Información Bursátil
Mercado Inmobiliario
Contabilidad
Marketing
Legales

Política

Sociología
Directorio de Inmobiliarias
Links Recomendados
Participación de la Comunidad
Ingresar al Foro
Enviar Artículos e Investigaciones
Agregar un Link Recomendado
Institucional
Quiénes Somos
Contáctenos
Mapa del Sitio
 
Derecho Civil I
 
 

 

1. Brinde un concepto de Derecho Civil y explique el plan del Código Civil.

Según Borda el derecho civil ha conservado en su seno todo lo que es realmente fundamental del derecho privado: es el derecho que rige al hombre como tal, sin consideración de sus actividades o profesiones peculiares; que regla sus relaciones con sus semejantes y con el Estado, cuando éste actúa en su carácter de simple persona jurídica y en tanto esas relaciones tengan por objeto satisfacer necesidades de carácter genéricamente humano. El derecho civil se ocupa, por consiguiente, del sujeto del derecho, sea la persona natural o jurídica; se ocupa, asimismo, de la familia y establece lo deberes y derechos que nacen del parentesco; del objeto de los derechos, o sea, de lo bienes y de las cosas; de los actos jurídicos, de los derecho patrimoniales y, en particular, de la propiedad, de las sucesiones, etc.

El Código está dividido en dos títulos preliminares y cuatro libros. Los títulos preliminares tratan, el primero sobre las leyes, y el segundo del modo de contar los intervalos de tiempo. El libro primero trata de las personas. Está dividido en dos secciones: la primera para las personas en general y la segunda para las personas en las relaciones de familia. El libro segundo se divide en tres secciones: la primera trata de las obligaciones; la segunda de los hechos y actos jurídicos; y la tercera de los contratos. El libro tercero se refiere a los derechos reales. El cuarto está dividido en tres secciones: la primera trata de las sucesiones; la segunda de los privilegios, y la tercera, de la prescripción.

2. Distinga entre capacidad de derecho y capacidad de hecho, contraponiendo una y otra figura, mediante el enunciado de al menos cinco caracteres diferenciadores.

            Para poder diferenciar correctamente capacidad de derecho con capacidad de hecho considero importante antes que nada brindar un concepto de cada uno. La capacidad de derecho es la aptitud para ser titular de derechos y obligaciones. Esta capacidad puede ser absoluta o relativa. Por otro lado, la capacidad de hecho es la aptitud para ejercer los derechos y obligaciones.

            En consecuencia, la primera diferencia es que la capacidad de derecho es la aptitud para contraer derechos y obligaciones y la segunda es la aptitud para ejercer esos derechos y obligaciones. Por otro lado, la incapacidad de derecho imposibilita la realización de actos por sí mismos, son insubsanables. Mientras que la incapacidad de hecho imposibilita realizar actos por sí mismos pero son subsanables a través de representantes legales. La incapacidad de derecho puede ser relativa pero nunca absoluta, en cambio, la incapacidad de hecho puede ser absoluta.

            Las incapacidades de derecho se inspiran por lo general en una razón de orden público, de moral y buenas costumbres, por ende, perjudican al incapaz. En cambio las incapacidades están establecidas a favor del incapaz, para resguardarlo a él como individuo.

3. ¿Cómo resolvería el siguiente caso práctico?

En un acto de subasta privada, el martillero interviniente era cuestionado toda vez que no resultaban de los informes registrales, acompañados previamente, la existencia de una inhibición que afectaba al titular registral de la propiedad a subastar. En el afán por confirmar el acto de subasta, el martillero pretendía invocar la buena fe en la adquisición por el tercero (comprador del remate).
¿Qué se deberá acreditar para entender configurada la invocada buena fe en el acto de adquisición?
            El derecho protege la legítima creencia de haber obrado conforme a derecho y en la razonable creencia de que no se daña el derecho de terceros. De acuerdo con un viejo principio de origen romano y receptado en nuestro derecho por el artículo 1051, nadie puede transmitir un derecho mejor ni más extenso del que posee. Pero ocurre a veces que una persona es titular aparente de un derecho y que sobre la base de ese título, lo transmite a un tercero de buena fe. La aplicación estricta de aquel principio conduciría a privar a ese tercero de lo que ha adquirido de buena fe, lo que es injusto. La ley lo protege. Al adquirir el inmueble, el tercero está confiando en el profesionalismo del martillero, en los informes registrales, considerando el acto verdadero, lícito y justo.
4. De los siguientes derechos subjetivos, determine cuáles son personales y cuáles reales, de manera fundamentada:

a) Derecho de dominio; b) Derecho de crédito; c) Derecho de usufructo; d) Derecho a obtener la escrituración de un inmueble a su favor; e) Derecho de poseer una cosa; f) Derecho de hipoteca.
a) El derecho de dominio es un derecho real tipificado en el art. 2503 del Código Civil. Recordemos que el derecho real es un poder o facultad que se tiene directamente sobre una cosa.

b) El derecho de crédito es un derecho personal ya que es una vinculación jurídica que une a dos personas en virtud de la cual el deudor debe satisfacer al acreedor la prestación debida.

c) El derecho de usufructo es un derecho real, el cual está enunciado en el art. 2503 del Código Civil.

d) El derecho a obtener la escrituración de un inmueble a su favor en un derecho personal justificado desde el punto de vista de su concepto: es la facultad que se tiene de exigir de otra persona el cumplimiento de una obligación.

e) El derecho de posee un cosa es un derecho real, ya que es la posesión de una cosa material.

f) El derecho de hipoteca es un derecho real estipulado en el art. 2503 del Código Civil.

Anexo
Art.2502.- Los derechos reales sólo pueden ser creados por la ley. Todo contrato o disposición de última voluntad que constituyese otros derechos reales, o modificase los que por este Código se reconocen, valdrá sólo como constitución de derechos personales, si como tal pudiese valer.

Art.2503.- Son derechos reales:
1 - El dominio y el condominio;
2 - El usufructo;
3 - El uso y la habitación;
4 - Las servidumbres activas;
5 - El derecho de hipoteca;
6 - La prenda;
7 - La anticresis.
5. A continuación, se brindan los siguientes casos prácticos que requieren de su aporte para ser resueltos.

El presente caso nos remite a la Actividad 4 del Módulo 1, donde recurrimos a la figura del Pacto comisario. Ahora estamos frente a una particularidad en la aplicación de esa figura (supuesto del inciso “b” precedente) y a uno de los elementos esenciales que debe contener todo contrato de compraventa (el precio); veamos entonces:

a) La fijación del precio del contrato de compraventa quedó librada a la exclusiva competencia del vendedor, existiendo además un precio provisorio. Estas circunstancias son consideradas como elocuentes de la inexistencia de precio cierto y determinado. Brinde su opinión fundada sobre este tópico.

El precio en un contrato de compraventa no puede estar librado al arbitrio de una de las partes, de ser así se considerará nulo. Además, el precio en un contrato de compraventa debe reunir las siguientes características: debe ser en dinero, debe ser determinado y debe ser serio.

b) Si una cláusula del boleto de compraventa establece que: "El atraso de tres cuotas consecutivas dará derecho a la vendedora a reclamar por la vía judicial y quedarán canceladas todas las facilidades otorgadas y por consiguiente el comprador tendrá que abonar el saldo total al contado de inmediato y tendrá un interés punitorio...", ¿podrá operar la previsión legal que faculta al acreedor a reclamar la resolución del contrato de pleno derecho? Fundamente su respuesta.

Puede ocurrir que las partes hayan previsto expresamente en el contrato el pacto comisorio (cláusula que permite a los contratantes reclamar la resolución del contrato cuando una de ellas no ha cumplido con las obligaciones a su cargo). No obstante que ya la ley da el derecho  a resolver el contrato en caso de incumplimiento, tal estipulación no es inútil. En efecto el art. 1204, tercer párrafo, dispone que en este supuesto la resolución se producirá de pleno derecho y surtirá efectos de que la parte interesada comunique a la incumplidora, en forma fehaciente, su voluntad de resolver. En el caso de que sea tácito, ocurrido el incumplimiento, la otra parte debe requerir el cumplimiento en un plazo no inferior a quince días, con los daños y perjuicios derivados de la demora. Transcurrido el plazo sin que prestación haya sido cumplimentada, quedarán resulta sin más las obligaciones emergentes del contrato con derecho para el acreedor al resarcimiento de los daños y perjuicios.

  1. Establezca elementos diferenciadores entre la compraventa civil y la compraventa comercial.

Cuando dos personas físicas o jurídicas se juntan para establecer negocios ya sea productivos, comerciales o de servicios estarán realizando un contrato de compraventa. Es el caso de un mayorista que le vende a sus distribuidores; el mayorista genera un beneficio económico al venderle a un comercio, pero luego éste a su vez genera sus propias ganancias vendiéndole a un consumidor final. Un contrato de compraventa mercantil se diferencia de uno civil, porque el primero de estos aspira desde su fundación a generar utilidades económicas a ambas partes (por otro lado un contrato de compraventa civil es la compra de un automóvil por parte de un individuo para su uso personal). Todo contrato de compraventa esta regido por el Código Civil a menos que lo contrario esté dispuesto en el Código de Comercio.
      Anexo:
Artículo 450.- La compra-venta mercantil es un contrato por el cual una persona, sea o no propietaria o poseedora de la cosa objeto de la convención, se obliga a entregarla o a hacerla adquirir en propiedad a otra persona, que se obliga por su parte, a pagar un precio convenido, y la compra para revenderla o alquilar su uso.

  1. Como usted recordará, en la Actividad 1 del Módulo 2 trabajamos en torno a la autorización de venta y en la Actividad 2, del mismo módulo, lo hicimos en función de las distintas modalidades del acto de subasta. Pues bien, en este caso particular nos toca enfrentar un supuesto de modalidad del contrato de compraventa:

Pedro adquirió un inmueble mediante contrato de compraventa, para lo cual se encuentra gestionando un préstamo, con conocimiento del vendedor de que el precio sería solventado mediante ese préstamo. Ante la falta de obtención de dicho préstamo, el comprador pretende dejar sin efecto el contrato celebrado, aduciendo que si bien no existe una cláusula específica, el conocimiento del vendedor que el pago del precio se sometía a esa circunstancia autoriza a resolver el contrato por operar la condición resolutoria, lo cual es resistido por el vendedor.

Al no existir una cláusula escrita que condicione la aprobación del crédito para solventar el precio, el vendedor puede dejar sin efecto el contrato celebrado, ya que el supuesto comprador no cumplió con lo suscripto en el contrato. El comprador podría acudir a la justicia aludiendo que el vendedor tenía conocimiento de su condición (necesidad del crédito) mediante testigos o la propia inmobiliaria.
Si estuviésemos frente a un contrato de compraventa condicional (ad referéndum), la condición puesta por parte del comprador ( el cual requiere de la aprobación de un crédito para completar la operación), el Código Civil establece en el artículo 1371, que cuando la condición es resolutoria, el comprador y el vendedor quedarán obligados como si la venta no fuese condicional, y si se hubiese entregado la cosa vendida, el vendedor, pendiente la condición, sólo tendrá derecho a pedir las medidas conservatorias de la cosa.

  1. Redacte una cláusula contractual que contenga una fianza civil y otra que posea una fianza comercial.

Una fianza será civil o comercial según lo sea la obligación principal, y resulta irrelevante que el fiador sea o no comerciante.
Es importante remarcar esto, por que la fianza comercial tiene siempre carácter solidario (es decir que el fiador no cuenta con los beneficios de excusión y división).

 La siguiente cláusula ha sido implementada en un contrato de locación por la empresa en donde trabajo (www.eprop.com.ar).

DÉCIMO OCTAVA: La Sra. Mirta Graciela Urueña, con D.N.I. 16.242.365, con domicilio en José Hernández 271, de Llavallol, Provincia de Buenos Aires, se constituye en FIADORA, lisa y llana, principal pagadora y codeudora solidaria y responsable por todas y cada una de las obligaciones contraídas y/o derivadas del presente contrato con respecto al locatario durante el plazo del mismo y aún vencido mientras subsista aquél y hasta tanto entregue EL LOCATARIO el bien locado en las condiciones convenidas renunciando a los beneficios de división y excusión en forma expresa, declarando conocer y aceptar todas las cláusulas y firmando el presente en prueba de conformidad. Garantiza igualmente el pago de cualquier deuda aún por honorarios o gastos de cualquier juicio que se promueva contra el locatario, por desalojo, posesión judicial, daños y perjuicio, desperfectos, cobro de alquileres, facturas por servicios impagos, homologaciones, multas, etc. LA FIADORA se compromete y obliga a pagar los alquileres y demás erogaciones emergentes del presente a la sola presentación de los recibos correspondientes, si el locatario no lo hiciera en la fecha pactada, no siendo obligación ni deber del LOCADOR exigir previamente a cualquier acción del pago de lo adeudado. En caso de que LA FIADORA viera afectado su patrimonio por hipoteca, enajenación o venta o algún derecho real o de embargo, ya sea voluntario o contradictorio, deberá poner esa circunstancia en conocimiento del LOCADOR a efectos de que éste solicite al LOCATARIO una nueva fianza a satisfacción del LOCADOR, la que deberá entregarla dentro de los cinco días corridos de recibida la comunicación, conviniéndose que en el caso que no la entregare el locador podrá considerar rescindido el presente por culpa exclusiva del LOCATARIO. Garantiza LA FIADORA asimismo el cumplimiento de todas obligaciones aquí contraídas con todos sus bienes, también manifiesta que no se encuentra inhibida para disponer de sus bienes. EL LOCATARIO y LA FIADORA renuncian a los beneficios de excusión y división de forma expresa y a la facultad de en su caso, recusar al juzgado sin expresión de causa. LA FIADORA garantiza el cumplimiento de todas las obligaciones contraídas por EL LOCATARIO en el presente con todos sus bienes, especialmente con el inmueble ubicado en la Ciudad de Llavallol, Partido de Lomas de Zamora, con frente a la calle José Hernández 271, entre Echeverría y Ascasubi, edificado sobre el lote designado con el número TRECE, de la manzana CUATRO, que mide once metros trescientos doce decímetros de frente al nordeste, treinta y nueve metros tres trescientos noventa y ocho decímetros en el costado noroeste, once metros trescientos doce decímetros en el contrafrente al sudoeste, treinta y nueve metros cuatrocientos doce decímetros en el costado sudeste, o sea una superficie de cuatrocientos cuarenta y cinco metros setenta y cinco decímetros cuadrados, lindando: por su frente al nordeste con calle José Hernández, a noroeste con el lote doce, al sudoeste con la fracción seis, al sud este con el lote catorce; cuya nomenclatura catastral es Circunscripción IX, Sección D, Manzana 31, Parcela 8 según certificado obtenido al efecto con fecha 29/03/06 bajo el número 01 0402041/7, manifestando que según certificado número 07 0009254/5 de fecha 28/03/06 que no se encuentra inhibida para disponer de sus bienes y que sobre el inmueble mencionado no se registra ninguna restricción o derecho real de hipoteca y/o embargo y se obliga mantenerlo en las mismas condiciones que surgen de dicho certificado durante el tiempo de la locación y hasta el día que el locatario entregue el inmueble al LOCADOR en las condiciones convenidas. LA FIADORA se compromete asimismo a no enajenar o gravar y/o de cualquier otra manera restringir el dominio de dicho inmueble mientras dure la fianza, bajo pena de considerársela incursa en el delito prevista en los artículos 172 y 173 del Código Penal, salvo que previamente: 1) ofrezca y obtenga otra garantía a satisfacción del LOCADOR 2) ofrezca y obtenga satisfacción del LOCADOR en sustitución de otro bien en garantía. La fiadora garantiza solidariamente en la forma arriba descripta, el fiel cumplimiento de todas las obligaciones principales o accesorias del contrato.--------------------------------------------------------------------------------------------------

  1. Elabore un concepto de Cesión de Créditos y explique qué requisitos se exigen para quedar perfeccionada la cesión.

 

El artículo 1434 del Código Civil expresa lo siguiente: habrá cesión de crédito, cuando una de las partes se obligue a transferir a la otra parte el derecho que le compete contra su deudor, entregándole el título de crédito, si existiese. En otras palabras, es un contrato en virtud del cual una persona enajena a otra un derecho del que es titular, para que ésta lo ejerza a nombre propio.
Este contrato consensual, se perfecciona con el simple acuerdo de voluntades y no requiere como condición ineludible la entrega del título. Este carácter consensual ha sido expresamente establecido en los artículos 1454 y 1467. Es formal, pues requiere la forma escrita bajo pena de nulidad (art. 1454) y aun a veces es necesaria la escritura pública. Puede ser onerosa o gratuita; en el primer caso será bilateral y conmutativa porque las prestaciones son recíprocas y se presumen equivalentes; en el segundo, será unilateral.

  1. Tenga presente usted que en la Actividad 1 del Módulo Tres, trabajamos con el contrato de depósito y algunos de sus requisitos. Ahora nos vemos involucrados en un supuesto de responsabilidad por los bienes dejados en depósito. Veamos entonces ¿cómo abordaría el siguiente caso práctico?

 

El martillero judicial Jorge Cappo, designado para el acto de subasta, ha ubicado los bienes secuestrados en una casa de depósito. El administrador de esa casa no advirtió el hurto de algunos bienes dejados en depósito y el deterioro que sufrieron otros, todos dejados por Jorge. Preocupado por la situación, el martillero desea conocer las responsabilidades existentes y el apoyo normativo al respecto.
¿Cómo respondería esas inquietudes?

En este caso tenemos un depositante, Jorge Cappo y un depositario “administrador de la casa”. Siendo este contrato uno de depósito gratuito, pasa a ser unilateral, ya que la responsabilidad recae únicamente sobre el depositario, que debe custodiar los bienes y luego restituirlos al depositante.

 

 
www.finanzaspublicas.com.ar - Las mejores Inmobiliarias y Propiedades - Directorio Inmobiliario - Todos los derechos reservados © 2007-2008