www.FinanzasPublicas.com.ar

Información Útil  
Dolar: --
Euro: --
Real: --

Nuevo Directorio de Inmobiliarias

 

 
Buscador
Nuevo Directorio de Bienes Raices
Ingresar al Listado de Inmobiliarias
Menú
Economía Nacional
Economía Internacional
Información Bursátil
Mercado Inmobiliario
Contabilidad
Marketing
Legales

Política

Sociología
Directorio de Inmobiliarias
Links Recomendados
Participación de la Comunidad
Ingresar al Foro
Enviar Artículos e Investigaciones
Agregar un Link Recomendado
Institucional
Quiénes Somos
Contáctenos
Mapa del Sitio
 
Fundamentos del Capitalismo IV
 
 

 

4.- El enfoque marxista. Filósofo y economista, Carlos Marx (1818 / 1883), veía el cambio en la economía como resultante de un proceso revolucionario. Debe tenerse en cuenta que Marx desarrolla su modelo y escribe sus ensayos hacia 1840, el plena crisis del capitalismo inglés. El materialismo dialéctico, la teoría del valor – trabajo (el valor de una mercancía debe reflejar la cantidad total de trabajo, directo e indirecto, contenida en ella) y el funcionamiento de la economía capitalista, son pilares de su pensamiento. Desde el punto de vista del programa de SEC esta Guía sólo sintetiza lo vinculado con el último punto, es decir que no avanza sobre la tasa de explotación del salario, ni sobre la composición orgánica del capital ni la contradicción interna del capitalismo, todos temas objeto de otras lecturas.

            3.1.- La burguesía capitalista sólo persigue el objetivo de aumentar la tasa de ganancia del capital; los salarios se mantienen sólo al nivel de subsistencia; se genera una tasa de explotación del trabajo asalariado. Si la tasa de explotación cae (“ganancias / salarios”) por una suba de salarios, se reduce la acumulación y el capitalista buscará recuperar la tasa de ganancia vía mayor productividad del capital, introduciendo técnicas de producción ahorradoras de trabajo (labour saving techniques).

            3.2.- En otros términos, los capitalistas no están interesados en generar utilidades para gastar en su rol de consumidores, sino en explotar a los asalariados para acumular, y persiguen el aumento de la productividad del trabajo para obtener un “surplus” adicional que les permita invertir más. Los asalariados están impedidos de participar con mayor proporción del aumento de la producción, puesto que el capitalista “necesita” acrecentar el capital para evitar que la riqueza total deje de crecer.

            3.3.- Al aumentar la proporción de capital fijo [costo indirecto de trabajo en el capital] en el costo total (costo de capital fijo + costo variable de trabajo), o sea, en términos de la ecuación central  de C. Marx, si aumenta la composición orgánica del capital, la tasa de ganancia cae. La persecución por el capitalista de mayor participación del capital en la renta (y cada vez menor del salario), requiere la adopción de técnicas ahorradoras del factor trabajo (una tasa K / L creciente), y esto garantiza una tendencia permanente a la reducción de la tasa de ganancia. La contradicción del capitalismo.

            3.4.- Así, Marx ve la evolución del capitalismo como una economía sujeta a continuas crisis cíclicas propias de la contradicción interna, desplazándose sobre un sendero  de largo plazo, pero cuyas oscilaciones se ajustan a una línea de tendencia siempre declinante para la economía como un todo. En definitiva, Marx no acepta en el capitalismo la existencia de fluctuaciones de la economía con el concepto del ciclo del comercio (Trade Cycle) o de los negocios (Business Cycles), sino la existencia de un sistema dinámico lineal en que la explotación de los asalariados aumenta de manera progresiva y la tasa de ganancia de los capitalistas decae continuamente. La tendencia de ese ciclo crítico de largo plazo no se revierte nunca.

Ir a la Siguiente Página

Volver a la Página Anterior

 
www.finanzaspublicas.com.ar - Las mejores Inmobiliarias y Propiedades - Directorio Inmobiliario - Todos los derechos reservados © 2007-2008